Como funciona el Fondo de Garantía de Depósitos

Los bancos y cajas suelen ser entidades seguras. Casi siempre. Pero en el hipotético caso de que un banco o caja quiebre o sea intervenido ( algo que por desgracia no es novedad en España, donde ya hay varias entidades que han sido rescatadas o intervenidas por el Banco de España) la existencia de un Fondo de Garantía de Depósitos es un elemento adicional de tranquilidad para los inversores y depositantes en cualquier entidad domiciliada en España.

Que es el Fondo de Garantía de Depósitos

El Fondo de Garantía de Depósitos es, como su propio nombre indica, un fondo destinado a dotar de  seguridad a todos los depositantes y ahorradores en entidades que estén radicadas en España.

Este fondo se nutre con las aportaciones que, de forma obligatoria, realizan esas entidades en función del importe que mantengan en depósitos. En concreto este importe actualmente es del 2 por mil del total de importes depositados por los clientes en las diferentes entidades. Adicionalmente, y cuando la situación así lo requiera, el Fondo puede exigir  a las diferentes entidades que aporten cantidades adicionales al Fondo para garantizar su sostenibilidad.

Que garantiza el Fondo

El Fondo de Garantía de Depósitos garantiza cualquier importe depositado en cualquier entidad que esté debidamente registrada y autorizada por el Banco de España,  y que obviamente realice las preceptivas aportaciones al fondo, hasta un importe total de un máximo de 100.000 euros por depositante. En el caso de las cuentas mancomunadas, cada uno de los titulares podría recuperar hasta 100.000 euros.

Si un mismo inversor tenga diversos productos afectados (por ejemplo varios depósitos en una misma entidad) por valor de más de 100.00 euros,  o un único producto con un saldo superior a ese nunca cobraría más allá de ese límite de 100.00 euros del Fondo. A cambio conservará la condición de acreedor del banco o caja afectada, y como tal podría recuperar algo más de su inversión dentro de los planes de pagos, liquidación o compensación que pudieran surgir.

¿Cuándo actúa el Fondo de Garantía?

Existen dos supuestos bajos los cuales se activa el salvavidas del Fondo de Garantía:

* Cuando la entidad no sea capaz de cubrir con sus obligaciones operativas por encontrarse en situación de quiebra técnica, entre en concurso de acreedores o en cualquier otra situación que le impida poder hacer efectivos los compromisos adquiridos con sus clientes.

*Cuando sea el propio Banco de España el que, a la vista de la situación de esa entidad, declare una situación en la que la entidad no este capacitada para cumplir con sus compromisos y sea necesario activar el mecanismo de protección que ofrece el fondo.

¿Qué entidades están adheridas?

Las entidades adheridas al fondo son todas aquellas con domicilio en España que se encuentren debidamente registradas como tales. Por tanto debe tenerse cuidado con los “chiringuitos financieros” ya que no están cubiertos por el fondo.

En el caso de las entidades extranjeras de la Unión Europea que actúan en España, la garantía procede de su país de origen ( allí donde esta domiciliada la entidad). Tales países deben disponer de un fondo de garantía similar al español tal como establece la actual normativa europea al respecto.

En el caso de entidades de fuera de la Unión existe la obligación de inscribirse en el registro de entidades del Banco de España si pretenden comercializar aquí sus productos y aportar al Fondo de Garantía las mismas garantías que una entidad nacional si en el país de origen de la entidad no existe un fondo de garantía para sus depositantes. En caso de existir ese fondo en ese país de origen, este fondo sería el responsable de la seguridad de los depositantes.

¿Qué productos están cubiertos?

Los dos únicos productos cubiertos por el banco son las cuentas corrientes de todo tipo (tradicionales, remuneradas, etc.)  y los depósitos bancarios denominados realmente como tales (y no aquellos productos asimilables a depósitos pero no denominados como tales).

Por tanto no están cubiertos todos los demás productos de ahorro e inversión tales como pagares, acciones, fondos de inversión, participaciones preferentes o inversiones en intangibles como sellos, oro y similares.

¿Cómo se procede a la liquidación?

Una vez que el Fondo de Garantía reconoce el derecho de los depositantes a ser por el Fondo, este dispone de 20 días hábiles para proceder al pago de los importes y saldos correspondientes a los inversores y depositantes, subrogándose frente a la entidad afectada de los futuros derechos de cobro que pudieran corresponderles hasta el importe abonado. Dicho de otro modo, si el cliente cobra del Fondo de Garantía, será el Fondo el que podrá solicitar a la entidad que abone lo que ha adelantado al cliente, hasta el importe efectivamente abonado o hasta el límite de 100.00 euros, según proceda.

El plazo de 20 días puede ampliarse cuando las circunstancias así lo requieran, previa autorización del Banco de España. Los pagos se realizan de forma individualizada, tratando directamente el Fondo con todos y cada uno de los depositantes.

 

Leave a Reply