Cuenta corriente o remunerada: diferencias y semejanzas

Hubo un tiempo en que quien tenía unos fondos los depositaba en su cuenta corriente, y el ahorro lo destinaba a depósitos, acciones y otras opciones. Entre otras cosas porque las cuentas corrientes apenas generaban intereses.

La evolución del mercado ha traído un nuevo producto, que se ha hecho un hueco notable en el mercado y que ha cubierto esa demanda. Hablamos de las cuentas remuneradas, que a diferencia de las corrientes, permiten obtener una rentabilidad más elevada sin tener que renunciar a la disponibilidad y los servicios de las cuentas corrientes tradicionales,  o al menos a no todos esos servicios. La evolución del mercado y del inversor ha llevado a las cuentas remuneradas a funcionar hoy día casi como una cuenta corriente tradicional. Veamos esas características en mayor detalle.

En que se parecen

Las dos cuentas tienen disponibilidad inmediata

Tanto las cuentas remuneradas como las tradicionales son productos totalmente líquidos, de manera que si queremos sacar nuestro dinero no tendremos que esperar a un vencimiento sino que podemos recuperarlo en el momento que deseemos.

Ambos tipos de cuenta ofrecen tarjetas de debito

Tanto las cuentas corrientes como las remuneradas permiten disponer  de tarjetas con las que poder hacer operaciones como pagos o reintegros de nuestro dinero en cualquier cajero automático. En ambos casos, y salvo excepciones, esas tarjetas también tienen un coste.

En los dos tipos de cuenta podemos efectuar y recibir transferencias

Es la otra forma de mover nuestro dinero, especialmente en lo que a las remuneradas se refiere.  Podemos hacer y recibir transferencias directamente a donde queramos, pagando eso si el importe de la comisión correspondiente

Los dos productos están garantizados por el FGD

En caso de que la entidad en la que tengamos nuestra cuenta tenga problemas, tanto si es corriente como si es remunerada, mientras la entidad esté debidamente inscrita y registrada, podremos recurrir al Fondo de Garantía de Depósitos para tener nuestro ahorro debidamente protegido.

En que se diferencian

Las cuentas remuneradas ofrecen mejores tipos de interés

Obviedad. Las cuentas corrientes directamente no ofrecen intereses o si los ofrecen son muy reducidos (sobre el 0,10% o inferior) mientras que las cuentas remuneradas ofrecen intereses desde el 3% al 4% durante los primeros meses, con un tipo posterior que ronda el 2%, según productos y entidades

Las cuentas remuneradas no admiten domiciliaciones

Las cuentas remuneradas tienen ciertas limitaciones en lo que a sus servicios se refiere.  Y entre esas limitaciones se encuentra la domiciliación de recibos. Por eso siempre necesitaremos una cuenta remunerada para el ahorro  y una cuenta corriente para pagar los gastos y recibos del día a día.

Las cuentas remuneradas no disponen de talonario de cheques

Siguiendo la misma lógica aplicada en el punto anterior, las cuentas remuneradas no permiten usar talonario de cheques para realizar pagos o disponer de nuestro dinero.

Las cuentas remuneradas tienen menores comisiones

Puesto que la carta de servicios de las cuentas remuneradas es inferior a la de una cuenta tradicional, y además está destinada al ahorro más que al servicio, las comisiones de gestión de las cuentas remuneradas suelen ser inferiores a las de una cuenta corriente

¿Cuál debería usar?

Pues realmente, si queremos ahorrar con total seguridad y mantener nuestra operativa bancaria diaria necesitaríamos los dos tipos de cuenta: una cuenta corriente para nuestros pagos, para tener cheques y tarjetas y para disponer de fondos y una cuenta remunerada donde aparcar nuestros ahorros para que crezcan. En la combinación de estos productos se encuentra el éxito. De hecho algunas entidades incluso ofrecen paquetes ya combinados con esos dos productos interconexionados: una cuenta tradicional para operar y una cuenta remunerada para ahorrar. En todo caso el consejo es buscar y contratar el producto que mejores condiciones, mayor operativa y más seguridad nos ofrezca.

 

Leave a Reply