Cuentas de Ahorro

Durante mucho tiempo los bancos solo nos han ofrecido un tipo de cuenta: la tradicional cuenta corriente donde cobrar nuestro sueldo, domiciliar nuestros recibos y poder sacar dinero. Un producto plano y sin interés.

Sin embargo el mercado ha evolucionado de forma notable. Hoy los bancos están en la calle pero también están en Internet, y la cantidad de productos disponibles se ha incrementado  hasta crear una increíble  oferta en la que los no iniciados pueden perderse fácilmente.

Cuentas de ahorro, cuentas corrientes, cuentas sin comisiones o cuentas remuneradas.. son solo algunos de los productos que se comercializan actualmente y que son muy diferentes de aquellas cuentas corrientes tradicionales. Por eso, para ayudarte a elegir y comprender como funcionan y cuales son las opciones mas interesantes del mercado nos sumergimos entre las ofertas, desenmarañamos cada producto y te traemos los resultados, para que seas tu mismo quien se encargue  de decidir, con nuestra ayuda, cual es el producto mas adecuado para ti.

Nosotros te ofrecemos la información para que tu solo tengas que hacer tu mejor elección.

Fiscalidad de los regalos de depositos y cuentas corrientes
A la hora de ofrecernos un regalo por nuestro dinero, las entidades bancarias suelen ocultar algunos de los costes que ese regalo lleva aparejado. En este artículo vamos a hablar de los impuestos que tenemos que pagar por esos regalos que
Depositos o cuentas remuneradas: cual es mas conveniente
A la hora de buscar un producto en el que poder invertir nuestros ahorros es frecuente que  nos encontremos ante productos muy similares. Para tratar de arrojar algo de luz sobre este asunto vamos a conocer las diferencias y semejanzas entre
De donde procede el interés de nuestros depositos y cuentas
Los bancos no hacen magia. Y tampoco son almas caritativas que vayan regalando dinero. Los bancos son un negocio y como tal necesitan ganar dinero.  La principal fuente de ingresos de la banca no son las comisiones, aunque visto lo que
Cuentas Senior: ¿merecen la pena?
Cuando somos niños o jóvenes disponemos de productos como cuentas de ahorro junior, cuentas jóvenes y similares. Cuando empezamos a trabajar disponemos de cuentas nómina o cuentas tradicionales. Y cuando llegamos a la madurez y a la jubilación, ¿de que disponemos?