Depósitos en divisas. La forma mas facil de invertir en el extranjero

A la hora de invertir lo primero a lo que solemos recurrir es al mercado nacional. Como es lógico. Pero también tenemos la posibilidad de invertir en mercados que están fuera de nuestras fronteras con una seguridad similar a la que tendríamos invirtiendo en un depósito de España o de alguna entidad de la zona Euro, siempre que no nos vayamos a algún país de dudosas garantías, claro. El aliciente adicional de estos productos está en la probabilidad de aprovechar los tipos de interés de otros países, y sobre todo, del posible tipo de cambio a nuestro favor. Aunque también puede jugar en nuestra contra. Conozcamos cómo funcionan estos depósitos.

Que son los depósitos en divisas

Estos depósitos funcionan de la misma forma en que funciona un depósito en euros. Estos depósitos cuentan con un interés, igual que en un depósito normal, y a su vencimiento vamos a poder recuperar nuestro dinero. Efectivamente, igual que un deposito tradicional en euros.

La diferencia radica en el tipo de divisa en la cual se denomina el depósito. En el mercado podemos encontrar depósitos nominados en libras, dólares, francos suizos y algunas otras monedas. No obstante los depósitos en divisas más frecuentes son los denominados tanto en libras como en dólares americanos.

Que aporta la denominación en divisas

La denominación en divisas aporta una posibilidad, aunque también un riesgo,  de poder ganar algo más por nuestra inversión a través del cambio de divisas. E igualmente podemos tratar de acceder a tipos de interés algo mejores a los ofrecidos por las entidades nacionales aunque en líneas generales tampoco aportan nada mucho mejor a lo que ya de por si nos aporta el mercado nacional.

Cómo funciona el tipo de cambio

Para entender el posible riesgo o beneficio de los tipos de cambio veamos un ejemplo:

Invertimos en un depósito denominado en dólares americanos la cantidad de 3.000 euros y por un plazo de tres meses. En el momento de la suscripción el cambio Euro Dólar es de 1,30$ por euro. Este depósito tiene un interés del 1,5% anual pagadero a vencimiento. Puesto que hemos invertido 3.000 euros la inversión en dólares americanos es de 3.900 $.

Esperamos esos 3 meses y de momento cobramos nuestros intereses, equivalentes a 58$. En el momento de vencimiento el tipo de cambio Euro Dólar es de 1,25 $ por euro. Con los intereses tendríamos 3.944 dólares americanos que al tipo de cambio vigente equivalen a 3.166 €. La ganancia global ha sido de 16€ o de un 5,5%, de los que el 1,5% se deben al interés propiamente dicho y el 4% restante a la mejora del tipo de cambio.

Por cierto, en este caso hemos evaluado una situación favorable al impositor, pero si le damos la vuelta al caso y aplicamos un tipo de cambio de 1,35$ por euro, al vencimiento tendríamos 2.932 €, con una pérdida de 68€ o del 2,3%. El interés del depósito y esos 68 € se esfuman con el tipo de cambio.

Cuando son recomendables

Puesto que en estos depósitos invertimos en monedas distintas al euro, estos depósitos podrían ser interesantes en aquellos en los que la posición actual del euro frente a la moneda elegida sea fuerte, de manera que al  vencimiento el tipo de cambio haya evolucionado de forma favorable y el cruce del euro con esa moneda resulte más favorable. Por tanto antes de realizar este tipo de inversiones es necesario estimar la posición del euro frente a la moneda elegida y esperar al momento adecuado para que podamos aprovechar ese tipo de cambio favorable en el futuro.

Otra cuestión por la que es atractivo invertir en estos depósitos es  aquel en el que no haya mucha esperanza en que se produzcan variaciones en los tipos de cambio, pero el nivel de intereses que nos ofrece la entidad en moneda extranjera resulta más atractivo que los intereses nacionales.  No obstante en el momento de redactar estas líneas realmente no había mucha diferencia de interés entre los diferentes mercados.

Finalmente es importante saber que la inversión en depósitos en divisas tiene un cierto nivel de riesgo vinculado al tipo de cambio, por lo que estos productos no están recomendados para aquellos inversores que no estén dispuestos a perder parte de su inversión por tal de poder obtener algo más de rendimiento.

 

Leave a Reply