Los bancos y cajas acaban con los regalos en sus depositos

En un entorno como el actual era algo de esperar. Tipos cada vez menores, impuestos que adema limitan esos tipos y regalos que estaban empezando a ser demasiado caros para el rendimiento de los productos y que obligaban a las entidades a pedir cada vez mayores importes en sus depósitos y a mantenerlos durante plazos mas largos. Con todos estos elementos que las entidades pusieran a un lado los regalos y se limitasen a ofrecer simplemente intereses era algo de esperar. La era del iPad de regalo pasa a la historia

Y es que en ultimo año el panorama de la oferta de productos financieros ha visto como los intereses se desplomaban a la mitad. En parte por la bajada de tipos de intereses de la eurozona, que abarata forzosamente la captación de pasivos, y también por la limitación a los interés que medio impone el Banco de España, por tal de favorecer las emisiones de deuda publica. Al final quienes acaban perdiendo son los inversores y pequeños ahorradores, para no perder las malas costumbres.

Asi las cosas practicamente todas las entidades han liquidado los stocks de la “teletienda” que poblaban sus oficinas y ahora se limtian a ofrecer descuentos y algun reembolso por los recibos domiciliados. Vamos, practicamente lo mismo que venian ofreciendo a quienes domiciliaban sus nominas y recibos. Nada nuevo. NAda diferente, por mucho que las entidades lo vendan como su ultima ocurrencia.

Por ahora la apuesta de las entidades va a durar bastante, ya que algunas apuntan hasta final de año como fecha de la vigencia de esta medida, de manera que apenas ninguna ofrecerá regalo por sus depósitos hasta 2014, y suponemos que siempre que la situación mejore. Ello a pesar de que los productos que ofrecen cuentan con elevadas permanencias que obligan al cliente a mantenerse en el producto bajo una fuerte multa. Pero ni por esas a los bancos les salen los números para ofrecer las maravillas que ofrecían antes (y que bien que nos acaban cobrando, por cierto). Así que esperaremos a 2014 a ver que ocurre en este mercado.

Por cierto, la inversión en depósitos se ha reducido en un 30% en los dos últimos meses, frente al fuerte incremento de los fondos de inversión. Ejemplo de que las entidades tienen aun menos que ofrecer de lo que venían ofreciendo a sus clientes, y del desinterés que este tipo de productos esta generando entre la banca en estos momentos. Esperemos que el nuevo año traiga nuevos aires al sector.

Leave a Reply