La inflacción remonta pero sigue en caida

Como cada fin o principio de mes, la inflación se convierte de nuevo en noticia en este blog, por la relación directa que tiene con la marcha de la economía,  y también con la influencia que tiene sobre el comportamiento futuro de los tipos de interés y de la retribución de los depósitos.

Y siguiendo con el guión escrito la inflación sigue a la baja aunque con una reducción en ese nivel de caída que deja la tasa interanual en un 0,7% negativo, en un incremento del 0,4%. Un incremento del que buena parte de culpa lo tienen los combustibles y carburantes, tras las diferentes alteraciones producidas en el mercado y que han supuesto un incremento de precios del 0,6% en lo que llevamos de año. Tipos todavía a la baja pero que parecen mostrar los efectos de la política económica de la Unión Europea de compra de bonos lanzada justo para tratar de incrementar el nivel de inflación.

No obstante si hay un miedo que parece despejarse: el miedo de la deflación. Un miedo que se aleja a la vista de las nuevas previsiones realizadas por el banco de España, que han incrementando la tasa de crecimiento del PIB, o mas bien su estimación, en 0,4% hasta el 2,8% anual. Recordemos que la deflación no es mas que una situación de caida continuada de los precios, pero también del PIB de la nación, lo que supone uno de los mas graves problemas económicos del pais. En este caso la subida del producto interior bruto español supone una cierta tranquilidad en este aspecto.

No obstante la parte mas severa del problema radica en las causas de la caída de esta inflación: principalmente se debe a la caída en los salarios, especialmente de los nuevos contratos, y a una ralentización considerable del consumo interno, a pesar de todo, que no es capaz de despuntar principalmente porque la gente no maneja dinero que gastar. Esta es la parte mala ya que estamos hablando de dos circunstancias graves y que serán las que mantengan esta situación en el tiempo, tal como hemos venido comentando. Salvo que realmente se acelere este crecimiento y el empleo subyacente, la inflación seguirá baja y por tanto los tipos de interés y la retribución económica también estará a la baja.

Leave a Reply