Las entidades se saltan el “límite” a los depositos

Hablamos en artículos anteriores de las limitaciones que se habían establecido a los intereses de los depósitos. Una limitación que finalmente no llego a imponerse como ley pero que si había servido para poner un cierto freno a la situación y  a los intereses de esos depósitos. Sin embargo, después de un cierto tiempo, estamos asistiendo a una recuperación, aun ligera, de los niveles de intereses de  esos productos.  El proceso por ahora es lento, pero por ahora ya va superando algunos de los niveles teóricamente establecidos.

La falsa limitación

Y es que igual que ha ocurrido con otras cuestiones relativas al ahorro, como el caso de los nuevos impuestos que se están planteando sobre los depósitos, la limitación a los depósitos y sus intereses finalmente no llegó a aprobarse como ley, y en consecuencia no suponía una obligación concreta a esos intereses.

A pesar de ello las entidades cumplieron en parte con lo planteado por el Gobierno. No existía obligación legal alguna, pero aun así las entidades redujeron los intereses de la mayor parte de sus productos. La limitación no impedía ofrecer más del tipo oficial más cien puntos para los depósitos a un año, un extra de 150 puntos a dos años y  200 puntos para 3 años o más. El objetivo del gobierno se había cumplido

El limite empieza a romperse

Si analizamos los productos existentes en el mercado actual salta  a la vista que la mayor parte de los depósitos y cuentas existentes siguen dentro de esos límites de interés, cuando no a niveles inferiores. Sin embargo se empiezan a ver algunos signos de reactivación en las ofertas del mercado. De ese modo se encuentran algunas ofertas a plazo mayor a 3 años con intereses por encima del 3%, superior al teórico 2,75% de la limitación, mientras que en plazos a 1 año hay algún producto que supera el 2%, frente al teórico 1,75% de la limitación.

Es cierto que podemos contar el número de productos disponibles con los dedos de la mano (y aun nos sobrarían la verdad) pero al menos son los precursores del final de la limitación y los que dan esos primeros pasos para que el mercado de depósitos vuelva a la relativa normalidad. Es difícil saber cuándo se producirá el habitual efecto contagio en el resto de las entidades, que lleve al mercado a intereses fuera de los límites establecidos, pero al menos ya se ha dado el primer paso en el proceso de normalización de los intereses bancarios. Ahora solo queda esperar que no se produzca ningún otro tipo de situación que vuelva a provocar problemas similares.

Leave a Reply