Los intereses de los depósitos siguen en caida

No es nada nuevo decir que los intereses de los depósitos llevan mucho tiempo en cada libre. Tampoco es novedad decir que esos intereses apenas tocan ya el 2%. Por eso esta publicación, mas que una noticia nueva, no es mas que la constatación de una situación que sigue produciéndose y que, a la vista de los acontecimientos, no tiene mucha pinta de cambiar en el futuro.

El fatídico 2%

Hoy día el tipo mas habitual de los depósitos a un año no suele llegar al 1%. No es de extrañar si consideramos que la deuda publica española, la deuda soberana, se esta pagando a poco mas de medio punto de interés anual. Tal como hemos dicho en muchas ocasiones, si existen alternativas que dan dinero y que son mejores que irse al consumidor final, lo mas normal es que la banca no se moleste en ofrecer nada mas que lo que le quede. Las migajas que decimos. Igual dan los test de estrés y la obligación de depósitos porque hay tal cantidad de dinero en el sistema que es fácil de captar.

En esta situación resulta casi imposible encontrar depósitos que puedan rentar al 2% anual. De hecho los depósitos que rentan a este interés, que se cuentan con los dedos de la mano por cierto, suelen hacerlo durante un tiempo muy limitado y como oferta de contratación o apertura. El resto de depósitos apenas llegan al 1%, y en muchos casos ni eso. Solo las entidades extranjeras, que no están sujetas por completo a las limitaciones que estableció Linde en su día, son las únicas entidades que medio destacan, pero aun así, a tipos casi ridículos.

La gestión integral

Otra de las  cuestiones que estamos viendo en el mercado es un comportamiento similar al que tenia el mercado de las hipotecas a la hora de ofrecer mejores condiciones. Si recordamos lo que ocurría, los hipotecados podían bajar su interés o su diferencial podían hacerlo contratando otros productos como tarjetas, seguros… y pagándolos claro. En el caso de los depósitos la situación es similar. Los mejores productos (los del 1%, que nadie se emocione) en muchas ocasiones están limitados a los que mas dinero ponen y vinculados a la contratación de otros productos, con lo que lo poco que se puede ganar por ese extra  al final el cliente se lo puede dejar en comisiones. Lamentable pero es lo que hay.

Lo peor de todo no es tanto lo que estamos viendo, sino que a medida que vaya pasando el tiempo las cosas no empeoraran, porque no pueden, pero si es cierto que se van a mantener durante mucho tiempo. Las medidas previstas por el BCE, la situación de deflación y la crisis económica que no se levanta aun va a provocar que esta situación perdure, así que mientras habrá que buscar otras alternativas que renten mas.

 

Leave a Reply