Navarra se suma a las tasas a los depósitos

Que la clase política de este país tiene una cortedad de miras que notable es algo que ya sabemos. Igual que sabemos que siguen empeñados en que nos demos cuenta, decisión tras decisión.  Y la última decisión tomada por el parlamento navarro es un ejemplo de ello.  Y es que tal como han hecho ya Cataluña y Asturias, Navarra también se ha sumado a la moda de los cargos por depósitos bancarios en un intento desesperado por obtener nuevos impuestos con los que mantener un sistema mastodontico de funcionarios y demás gasto público que en nada beneficia a la región.

La tasa sobre los depósitos

El encaje legal que tiene esta tasa es dudoso, y pese a que esta ya mas que recurrida, la necesidad de liquidez de las administraciones hace que la misma se siga aplicando.  Esta tasa grava los depósitos realizados en la región a un tipo de entre el 0,3% al 0,5%, sin posibilidad de que la entidad pueda volcar esta tasa sobre el cliente. Algo estúpido por la sencilla razón de que la banca siempre gana, y como siempre, la banca va a repercutir ese coste al consumidor. Probablemente no de forma directa, restando la misma de lo que deposita, pero si reduciendo, por ejemplo, el tipo de interés que paga a los depositantes de la entidad. Le quito medio punto a la rentabilidad que ofrezco y ya he pagado la tasa. La necedad política no tiene precio.

La evolución de la tasa

Esta tasa fue creada inicialmente en Cataluña, extendiéndose después a Asturias y a Navarra, con tipos que rondan el 0,5% de los depósitos realizados en las entidades, tanto nacionales como extranjeras, que debe abonarse directamente a la comunidad. Dado que el tributo, absurdo tributo, chocaba con la legislación nacional, el gobierno central estableció determinar per se el tributo a un tipo del 0% por lo que todos estos intentos por ahora están bloqueados. Sin embargo no pasará mucho tiempo hasta que el tipo finalmente se libere, y con ello se produzca la temida carga adicional sobre el bolsillo de los ahorradores. Como si no tuvieran bastantes problemas.

Por cierto, aunque son solo tres regiones las que han aprobado ya la tasa y están listas para aplicarla, lo cierto es que en el momento en que se abra la veda el resto se van a tirar a por ella a toda velocidad. Tal es el caso de Andalucía, que ya cuenta con un anteproyecto listo para aplicar algo similar, por poner un ejemplo. Así que por el bien de los ahorradores esperemos que la medida tarde mucho en ponerse en marcha.

 

Leave a Reply