Se cierra la barra libre… ¿seguro?

Era de esperar. Todo lo que empieza suele acabar tarde o temprano. Y parece ser que la vorágine y la locura monetaria expansiva que se había instalado en los mercados podría empezar a tocar fin. Pero el problema es que mientras que algunos bancos centrales empiezan a lanzar avisos del cierre del grifo monetario con la boca pequeña, con la boca grande parecen andar solo poniendo a prueba a los mercados por ver que reacciones generaría un posible cierre del grifo de la liquidez.

Por ahora, entre los tres mayores contendientes (USA, Japón y Europa), parece que el que mas dudas esta sembrando ultimamente es Estados Unidos. En Europa Mario Draghi ya anuncio que esa barra libre de liquidez iba a mantenerse hasta julio de 2014, aunque en paralelo avisaba de que la “barra libre” no iba a ser tan libre como parecía. Entre otras cosas, por ejemplo, a se han ajustado los rescates para ciertos países y sectores, como el bancario español, en una clara limitación de hasta donde se puede llegar. Sin embargo el anuncio ha servido y sigue sirviendo, acompañado del resto de emisiones de liquidez, para rebajar las tensiones sobre las primas de riesgo de los paises perifericos.

En el caso de Japón, su banco central ya afirmo hace pocos dias que no iba a mantener cambios en su politica monetaria por lo que no es u presencia la que motiva las distornssiones de los mercados de estos últimos días. De hecho es uno de los pocos que mantienen una barra auténticamente libre en lo que a emisión monetaria se refiere.

Asi que descartados europeos y japoneses solo nos queda un nombre: Bernanke, el presidente de la FED, quien en su ultimo discurso dejo caer la posibilidad de que ese plan de estimulo actualmente vigente tuuviera fecha de caducidad a medidados del año proximo. Es solo un discurso, es solo una posibilidad, pero es lo suficiente para que los mercados hayan empezado a tener miedo, para que el dolar se aprecie en los mercados y para que las primas suban de forma notable en poco tiempo. Cabe recordar que, como deciamos, buena parte de la culpa de la bajada de lasprimas de riesgo vigentes se debe justamente a esas inyeccones del iquidez.

Asi las cosas, ¿en que afecta todo esto al inversor en cuentas y depósitos? Pues si finalmente se confirmase esa restricción de oferta monetaria la situación seria positiva. Positiva porque una menor oferta monetaria (menos dinero en el mercado) se traduciría en un aumento del precio de ese dinero en el mercado  y por tanto mayores intereses para los ahorradores. de hecho esos ahorradores son los que ahora están viendo como los tipos se reducen por culpa de la caída de tipos que ha causado esta barra libre de liquidez. Bajadas que se tradujeron, como decíamos en un articulo anterior, en casi un punto menos de interés en las cuentas de alta remuneración. Si se confirma la situación entonces el efecto debería ser el contrario al vivido actualmente.

Por cierto, hemos hablado de expectativas y de previsiones, que son de las que viven los mercados. Sin embargo nada impide que mañana cualquiera de los tres protagonistas que hemos mencionado vuelva a cambiar de opinión y pongan patas arriba el mercado de nuevo, como esta ocurriendo ahora mismo. Por eso conviene, si te tienen depósitos a alto interés y con plazo largo, mantener los mismos siempre que se pueda, mientras que quienes tengan disponible y liquidez no deberían meterse en plazos largos ante esas posibles subidas de tipos.

Leave a Reply